Estos son los beneficios para la salud que tienen los abrazos

NATALIA RAMOS

Selecciones

Autora: Erica Lamberg

 

Los abrazos pueden ser un estimulante para la salud sorprendentemente poderoso. Por ejemplo, reducen los niveles de estrés y tensión.

Los abrazos pueden tener más beneficios de los que crees

Los beneficios de los abrazos van más allá de difundir la alegría. Aunque no todo el mundo disfruta o se siente cómodo con el mismo nivel de toque físico, se cree que los abrazos tienen un impacto positivo tanto en tu salud mental como física.

Sigue leyendo para saber las razones por las que deberías recibir y dar más abrazos a diario (en circunstancias apropiadas y con el consentimiento, por supuesto).

Pueden aumentar la inmunidad

Si te sientes mal, un abrazo puede ayudarte. Un estudio publicado en el 2014 en la revista Psychological Science descubrió que los abrazos pueden ayudar a reducir la gravedad de los síntomas del resfriado.

Expertos de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh, expusieron intencionalmente a varios adultos en este estudio a un virus del resfriado común. Luego, examinaron “los roles del apoyo social percibido y recibieron abrazos en la amortiguación contra la susceptibilidad inducida por el estrés interpersonal a las enfermedades infecciosas”.

¿Los resultados? El apoyo social y los abrazos frecuentes parecían predecir “señales de enfermedad menos graves”.

Los abrazos pueden reducir el estrés

La próxima vez que sientas que se avecina un conflicto, es posible que quieras un abrazo.

Un estudio publicado en PLOS ONE en el 2018 encontró que “tanto los hombres como las mujeres pueden beneficiarse por igual de ser abrazados en los días en que se produce un conflicto”.

Si bien se necesita investigación adicional para apoyar más plenamente esta idea que alivia el estrés, no está de más cosechar este beneficio específico del abrazo.

Aumentan tu autoestima

Si tu autoestima necesita un impulso, considera los beneficios de los abrazos. Es lógico que el gesto de sentirse bien pueda ayudar a un estado de ánimo bajo.

Después de todo, el toque humano significa vínculo y conexión social. Como resultado, abrazar puede reforzar tu autoestima al reforzar tu propia capacidad de dar y recibir amor.

Abrazar promueve la confianza

Un aumento de la hormona oxitocina es otro beneficio de abrazarse. La oxitocina alivia el estrés y promueve la relajación. También puede desempeñar un papel en su capacidad de confianza.

Por ejemplo, un estudio más antiguo publicado en Nature, un importante semanario internacional de ciencia, señala una asociación entre la oxitocina y un “aumento sustancial de la confianza entre los seres humanos, aumentando así en gran medida los beneficios de las interacciones sociales”.

Puede reducir la depresión

Abrazarse puede ser fundamental para el bienestar emocional y en realidad ayuda a liberar nuestra propia serotonina “antidepresiva” natural, según Deb Castaldo, experta en relaciones en Nueva Jersey.

“También sabemos que abrazar a nuestros seres queridos promueve un apego emocional saludable y la intimidad, que es la base de una relación feliz y saludable a largo plazo”, dice.

Abrazarse puede ser fundamental para la supervivencia, en algunos casos

Si bien la mayoría de los adultos estarán bien sin un abrazo (aunque son agradables), el tacto físico a veces es fundamental para la supervivencia física y emocional.

La Dra. Castaldo explica que los bebés, y a veces incluso los animales, que se ven privados del tacto físico pueden deprimirse tanto que dejan de comer. Esta afección se llama “falta de prosperar”.

“Para mejorar tu bienestar y salud y garantizar relaciones felices, da un abrazo”, dijo la Dra. Castaldo. “Recomiendo abrazarte hasta que estés completamente relajado, un mínimo de seis minutos al día”. Añade seis segundos de besos a la mezcla y ella dice “estás listo”.

El abrazo muestra aprecio

En una relación, es fácil dar por sentada tu media naranja. Uno de los beneficios pasados por alto de abrazar es que puede reafirmar tu amor.

“Es valioso saber que algo tan simple como el tiempo dedicado a tocar o abrazarse puede tener consecuencias neurobiológicas medibles”, explica Stan Tatkin, terapeuta matrimonial y familiar con licencia en Calabasas, California.

Abrazarse también puede ser una gran manera de suavizar un desacuerdo. “Además, darse mutuamente el toque que necesitan bien puede tener la capacidad de revertir los daños”, dice.